Cómo comprar los clavos adecuados para proyectos de construcción

Aprenda sobre los diferentes tipos de clavos que se usan comúnmente en la construcción y los tipos de tamaños de clavos comunes, de yeso, de mampostería y para techos.

Cómo comprar los clavos adecuados para proyectos de construcción

Aprenda sobre los diferentes tipos de uñas

Cada clavo utilizado en la construcción tiene su propia aplicación y saber cómo seleccionar el correcto puede ahorrarle dinero. Los clavos están diseñados especialmente para los materiales y su uso previsto, y elegir el correcto puede ser la diferencia entre un proyecto exitoso o una reclamación en el futuro. Hoy en día, los clavos se fabrican en acero inoxidable o acero, y se desarrollan en una variedad de tamaños, estilos y dimensiones.

Tipos de uñas

La madera, el metal, la albañilería y el yeso utilizan diferentes tipos de clavos. Un punto crítico que debe ser definido antes de elegir el tipo de clavo que se va a utilizar es el espesor de los materiales que se van a clavar. Otro aspecto importante que debe considerar es el tipo de uso, ya sea permanente o temporal, o si el clavo se va a instalar en el exterior o en el interior. Si es temporal, algunos de ustedes podrían pensar en usar un tornillo en lugar de un clavo, siendo esa una de las múltiples posibilidades para elegir.

Cómo usar las uñas comunes

Las uñas comunes generalmente se clasifican de acuerdo a su longitud. Las uñas comunes se pesan y se venden en libras y generalmente se fabrican en longitudes de 1 a 6 pulgadas. Cuanto más largo es el clavo, más ancho se ensancha. Un clavo de más de 6 pulgadas se llama clavo. Los clavos de cabeza más pequeña son ideales para trabajos de acabado porque se pueden clavar completamente en la superficie y pintar sobre ella. Los clavos comunes se utilizan para la construcción y para trabajos de fijación en bruto.

Dónde usar las uñas recubiertas de adhesivo

Los clavos recubiertos de adhesivo durante la aplicación pueden liberar el calor de la fricción, liberando el adhesivo. Posteriormente el adhesivo liberado de la fricción de los clavos se enfría, formando y endureciendo la superficie y se adhiere a la madera. Una uña no recubierta se conoce como brillante.

¿Qué tipo de clavos se recomiendan para techos?

Los clavos para techos o clavos de clavo son clavos con un mango corto y una cabeza ancha y plana. Se pueden dividir en clavos de espiga lisa, de anillo y de tornillo de acuerdo con los tipos de espiga de clavo. Se pueden utilizar para sujetar tejas, fieltro para techos o láminas de metal a la madera. Los clavos para techos generalmente son tratados para prevenir la oxidación y también pueden tener arandelas de metal, plomo o plástico.

Tipos de clavos para andamios

Los clavos para andamios son de doble cabeza, uno encima del otro están apilados aproximadamente a una pulgada de distancia de ¼ y, como su nombre lo indica, se usan para construir andamios, escenarios y otras estructuras temporales. Este tipo de clavo es clavado a la primera cabeza y el segundo clavo se usa después para sacarlo.

Clavos recomendados para Drywall

Un clavo para tablero de yeso típicamente tiene una cabeza ahuecada y un vástago anillado. Las longitudes más comunes son 1 38 pulgadas (3,74 cm) y 1 ½ pulgadas (3,8 cm). Están disponibles en diferentes calibres, que indican el diámetro del vástago. El más común es el clavo de calibre 13. El vástago anillado ayuda a mantener el clavo en su lugar después de ser clavado a través de la pared de yeso y dentro del clavo.

Cabeza de la uña invisible al ojo

Los clavos de acabado se utilizan cuando la cabeza del clavo debe ser invisible a los ojos. Los clavos de acabado tienen cabezas pequeñas y diámetros más pequeños que los clavos comunes. Este tipo de clavos tienen una cabeza en forma de barril con un diámetro pequeño y un hoyuelo en la parte superior. Una vez que el clavo ha sido clavado casi a ras con la superficie, la punta de un juego de clavos se coloca en el hoyuelo, y la cabeza es empujada por debajo de la superficie. Al clavar un clavo de acabado, deténgase cuando la cabeza del clavo esté aproximadamente a 18 pulgadas sobre la superficie. Luego coloque un juego de clavos en la pequeña hendidura del clavo de acabado en la cabeza y coloque el clavo debajo de la superficie.

Tamaño y aplicación de las uñas para albañilería

Los clavos para mampostería se fabrican generalmente en tres tipos diferentes: redondos, cuadrados y acanalados. Los clavos para albañilería no deben usarse cuando se requiere una alta resistencia. La fijación al ladrillo, piedra o concreto reforzado debe hacerse con tornillos o pernos de retención.

Clavos recomendados para alfombras o telas

Los clavos de tachuelas están disponibles en forma redonda y cortada. Los clavos de tachuelas se utilizan para sujetar la alfombra o la tela a la madera. Las tachuelas de tapicería tienen cabezas decorativas.

Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: