Identificar su actitud de marketing

Como dueño de un negocio usted puede entender las técnicas de mercadeo, pero ¿está saboteando sus propios esfuerzos por llevar una actitud equivocada?

¿Cuál es su actitud de marketing?

Los empresarios prestan mucha atención a la mecánica del marketing. Ellos toman talleres, leen libros y contratan consultores para averiguar cómo hacer el mejor trabajo posible. Con mis propios clientes, a menudo descubro que su conocimiento de las técnicas de marketing ya es bastante bueno. Lo que podría faltarles es el tipo correcto de actitud de marketing.

¿Alguna de las actitudes descritas a continuación le suena familiar? Si es así, es posible que esté saboteando sus propios esfuerzos de marketing. Siga leyendo para ver algunas posibles soluciones.

No debería tener que ir al mercado

Si eres lo suficientemente bueno en lo que haces, te dices a ti mismo, los clientes deberían venir a ti. El marketing es para productos, no para profesionales. Usted tiene años de formación y experiencia en su especialidad, ¿por qué debería dedicar su valioso tiempo a la comercialización?

Esta percepción es muy común entre consultores y profesionales, aunque muchos no lo admiten. El hecho es que el marketing exitoso es una parte necesaria de la propiedad del negocio. Si pudieras conseguir todo el trabajo remunerado que querías sin tener que venderlo, ¿por qué no todos serían autónomos?

Si usted percibe el mercadeo como un negocio sucio, trate de considerarlo como los pañales que necesita cambiar para tener las alegrías de ser padre. Pero en lugar de centrarse en lo que no le gusta, vincule sus tareas de marketing a su visión de un negocio exitoso.

Visualice los cheques que llegan por correo cuando es el momento de hacer una llamada en frío, o imagínese un contrato firmado cuando se prepara para una presentación. Coloque recordatorios visuales (por ejemplo, fotos o recortes) en su escritorio de las razones por las que se convirtió en trabajador autónomo en primer lugar. Los padres no recuerdan todos los pañales cuando miran las fotos de los bebés.

No tengo tiempo para marketing

Sólo hay dos situaciones en las que esto puede ser cierto: estás demasiado ocupado haciendo el trabajo del cliente que ya tienes, o tienes otras responsabilidades importantes (por ejemplo, un trabajo externo o niños pequeños) que te ocupan el tiempo.

Es fácil creer que hacer el trabajo del cliente ya contratado es más importante que el marketing, especialmente cuando los plazos de entrega son cortos. Pero si siempre sigues esta política, estarás encerrado en un ciclo de fiesta o hambruna, sin nuevos clientes esperándote cuando la obra esté terminada.

Ya sea que sus responsabilidades le impidan comercializar dentro o fuera de la empresa, necesita asignar una cantidad mínima de tiempo cada semana, sin importar qué. Incluso dos horas a la semana pueden hacer una diferencia significativa si usted usa ese tiempo de manera consistente para la comercialización.

Imagínate que te has quedado dormido y llegas tarde a una cita. Podrías saltearte el desayuno, pero ¿te irías de casa sin cepillarte los dientes? Por supuesto que no. Si vas a tener éxito en los negocios, así es como el marketing automático tiene que llegar a ser para ti.

Mi mercadotecnia no está funcionando

Es cierto que puede haber algo mal con su marketing. Tal vez su mensaje no es claro o las tácticas que está usando son inapropiadas para la audiencia. Sin embargo, encuentro que para la mayoría de los dueños de negocios que dicen esto, el verdadero problema no es que su mercadeo no esté funcionando, sino que no están trabajando en su mercadeo.

Digamos que su negocio necesita dos nuevos clientes al mes, en promedio. Si en su experiencia, usted debe hacer una presentación detallada, propuesta o consulta inicial a tres clientes potenciales para que uno de ellos diga que sí, tendrá que hacer seis de estas presentaciones por mes.

Ahora, ¿con cuántos prospectos necesitas tener contacto para que uno esté interesado en una presentación? ¿Diez, tal vez? Eso significa que usted necesita hacer contacto con 60 prospectos cada mes para conseguir sus dos nuevos clientes. Si usted hace esta matemática por sí mismo, puede encontrar rápidamente que lo único malo de su marketing es que no ha habido suficiente de ello.

Gefällt dir dieser Beitrag? Bitte teilen Sie es Ihren Freunden mit:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: